Visita del Papa Fransisco a Bolivia

EL PAPA LLAMA AL DIÁLOGO POR EL MAR
Pidió que se construyan puentes en vez de levantar muros

Francisco arribó a El Alto a las 17:11 de ayer. “Estoy pensando en el mar y espero diálogo”, dijo. Sugirió soluciones “compartidas, equitativas y duraderas” al diferendo. Evo le dio la bienvenida a un país al que se le mutiló “su derecho al acceso al mar con una invasión”

PAGINA SIETE – jueves, 09 de julio de 2015
Beatriz Layme / La Paz

int-69547El papa Francisco llamó a un diálogo “franco y abierto” sobre la demanda marítima boliviana, en el mensaje que dio ayer en la Catedral Metropolitana de La Paz.
En su alocución, que duró 15 minutos, dijo que “una nación que busca el bien común no se puede cerrar en sí misma” y, por tanto, “el desarrollo de la diplomacia con los países del entorno, que evite los conflictos entre pueblos hermanos y contribuya al diálogo franco y abierto de los problemas, hoy es indispensable”.
Luego hizo una breve pausa, dejó de leer su mensaje, meditó y señaló: “Estoy pensando acá… en el mar”. Tras una nueva pausa, y ante la sorpresa de todos, afirmó: “El diálogo es indispensable”.
Las palabras del Pontífice sorprendieron y arrancaron lágrimas y aplausos de los miles de bolivianos que escucharon con atención su discurso. Antes de la llegada del Papa a Bolivia, el portavoz del Vaticano, monseñor Federico Lombardi, expresó que el Papa no se pronunciaría sobre temas políticos y que su visita a tres países de Latinoamérica es pastoral.
El obispo de Roma retomó la lectura de su discurso y recomendó “construir puentes en vez de levantar muros”, porque todos los conflictos “por más espinosos que sean, tienen soluciones compartidas, razonables, equitativas y duraderas y, en todo caso, nunca han de ser motivo de agresividad, rencor o enemistad, que agravan más la situación y hacen más difícil su resolución”.
Agregó que Bolivia transita por un momento histórico y dijo que “la política, el mundo de la cultura, las religiones son parte de este desafío de la unidad, en esta tierra donde la explotación, la avaricia y los múltiples egoísmos y perspectivas sectarias han dado sombra a su historia, hoy puede ser tiempo de la integración y hay que caminar ese camino”.
Francisco, con tono reflexivo, añadió: “¡Qué hermosos son los países que superan la desconfianza enfermiza e integran a los diferentes y que hacen de esa integración un nuevo factor de desarrollo!”.
Dijo que es “lindo cuando los países están llenos de espacios que conectan, relacionan, favorecen al reconocimiento del otro”. “Bolivia en la integración y en su búsqueda de la unidad está llamada a ser esa multiforme armonía, que atrae el camino hacia la consolidación de la patria grande”, argumentó.
Minutos antes, en El Alto, el presidente Evo Morales se refirió al diferendo marítimo ante el Papa, durante su discurso de bienvenida en el hangar presidencial.
“Usted ha llegado a una tierra de paz que busca justicia; bienvenido a una parte de la patria grande, a la que se le ha mutilado su derecho de acceso al mar mediante una invasión”, aseguró el Presidente.
Bolivia presentó ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya una demanda contra Chile para lograr un acceso soberano al océano Pacífico.
Antes de la visita papal a Sudamérica, Chile se preocupó por la posición del Sumo Pontífice sobre la demanda marítima de Bolivia. El pasado miércoles, el canciller chileno, Heraldo Muñoz, buscó por todos los medios evitar que Francisco se refiriera al tema marítimo.
“Sabemos que en este asunto el Vaticano es neutral, más aún cuando Bolivia ha presentado unilateralmente una demanda contra Chile en la Corte Internacional de Justicia. Lo que corresponde es la no injerencia, la neutralidad, cualquier otra cosa no corresponde”, aseveró Muñoz, reportó la agencia EFE.
El canciller chileno también afirmó que su país no acepta la mediación de terceros en el tema marítimo, pues sostiene que el asunto compete estrictamente a su país y a Bolivia.
“Chile no acepta mediaciones, el tema marítimo compete estrictamente a Chile y Bolivia. El país no cederá territorio bajo presión y mediación, mucho menos cuando exista una demanda ante la Corte de La Haya”, afirmó Muñoz, reportó el diario La Tercera.
Sin embargo, el embajador de Bolivia ante la Santa Sede, Armando Loaiza, informó que el Vaticano sigue atento a la demanda marítima que planteó Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya contra Chile por una salida soberana a las costas del Pacífico.
“El Vaticano está atento sobre el problema irresuelto entre Bolivia y Chile”, afirmó Loaiza.
El Papa visitó por cuatro horas las ciudades de El Alto y La Paz, donde miles de fieles esperaban su bendición.
El Vicario de Cristo, a su arribo a El Alto, emitió un breve discurso, en el cual pidió cuidar la familia y proteger al joven, niño y anciano. Luego en el papamovil descendió a La Paz.
Visitó el Arzobispado de La Paz, donde descansó más de 10 minutos, en los que fue sometido a una revisión médica.
Posteriormente se dirigió al Palacio de Gobierno y por 35 minutos se reunió con el presidente Morales. Después, el Jefe de Estado condecoró al Papa con el Cóndor de los Andes, con la medalla Luis Espinal y le entregó un ejemplar del Libro del mar, entre otros regalos.
Posteriormente, Morales y el Papa se dirigieron a pie hasta la Catedral Metropolitana

El presidente Evo Morales le regaló una ch’uspa café
Fue rodeado y abrazado por niños tras pisar Bolivia
Los menores rompieron el protocolo y rodearon al Papa a su arribo al aeropuerto de El Alto. Lo abrazaron y acompañaron por aproximadamente 50 metros.
jueves, 09 de julio de 2015
Los niños con trajes típicos rodearon al papa Francisco en la ciudad de El Alto.
Sergio Mendoza / El Alto
Una niña que formaba parte del grupo de niños vestidos con trajes típicos de Bolivia dijo que el abrazo fue de improviso y que no respondieron a ninguna orden. Otro confiesa que lo tenían calculado y lo hicieron con mucho cuidado para no tumbar al Santo Padre y hacerlo besar el suelo alteño.
Adriana Guzmán, de 12 años, vestida de chola cochabambina, cuenta el momento con los ojos brillosos por la emoción. “Fue idea de Celeste, es una niña que corrió y todos fuimos con ella y lo abrazamos. Fue una experiencia bonita porque nadie se imaginó hacerlo”, dijo.
Pero Beneth Cejas, con 10 años y traje de chaqueña, dijo -con la mirada firme- “habíamos practicado eso, hacerlo con cuidado para que no caiga el Papa”.
A las 17:25, una decena de niños y niñas, ataviados con las vestimentas típicas de cada departamento del país, abandonaron su posición y salieron en carrera tras Francisco, quien avanzaba por la alfombra roja a paso lento junto al presidente Evo Morales.
Pareció un atentado y seguro que a más de un guardia de seguridad se les erizó los cabellos cuando vieron a una banda de pequeños rodear al Papa por la cintura y aferrarse a sus manos para no soltarlo hasta su llegada al campus papal, a más de 50 metros de distancia.
Esta primera anécdota pasó luego de que el papa Francisco tocó suelo boliviano después de llegar al aeropuerto de El Alto en alas de la aeronave de la estatal Boliviana de Aviación (BoA).
Descendió a las 17:11, mientras dos cazas del ejército nacional -que lo escoltaron desde que entró a espacio aéreo boliviano- continuaron su vuelo.
Lo esperaban el presidente Evo Morales, el vicepresidente Álvaro García Linera, junto con otras autoridades del Gobierno, que se unieron al alcalde de La Paz, Luis Revilla; a la alcaldesa de El Alto, Soledad Chapetón, y al gobernador Félix Patzi, que llegaron momentos antes.
Al lado derecho esperaba un conjunto de música autóctona y al otro, un contingente de los Colorados de Bolivia. Con la mirada inmóvil los efectivos se aferraban a sus fusiles e instrumentos de música.
El arzobispo de La Paz, monseñor Edmundo Abastoflor, informó que el Santo Padre no llegaría a las 16:00, como inicialmente se tenía previsto, sino una hora después tras a un retraso inesperado.
Por esta razón, los niños llegaron a las 16:45 con sus trajes típicos de todos los departamentos a formarse a un costado de la alfombra roja. Se colocaron al lado de los sacerdotes.
A las 17:17, el avión abrió las puertas y todos los presentes tenían la vista fija en un solo punto. Las cámaras fotográficas, las de televisión y a través de ellas millones de ojos apuntaban en la misma dirección y durante los segundos de espera se crea un silencio total, hasta que aparece una figura blanca.
“¡Ahí está, ahí está el Papa!”, gritan los asistentes. Es el Papa, quien baja por una escalera naranja con un andar pausado, como si la vida no fuera un apuro. Las autoridades se acercan a saludarlo y Morales le cuelga en el cuello una chuspa café con motivos andinos, en la que se lee “Bolivia 2015”.
Los Colorados comienzan a tocar una marcha militar. Francisco y Evo Morales suben a un pedestal y tres uniformados se acercan con el paso coordinado para saludarlos.
La marcha se detiene y los 48 integrantes del conjunto autóctono toman aire, levantan las sikus, los bombos, golpean y soplan con todas sus fuerzas para entonar el Himno Nacional.
Hay quienes cantan con la mano derecha sobre el pecho y la izquierda levantada en puño. Otros lo hacen con la gorra puesta, temblando por el intenso frío.
Luego de la ceremonia, Francisco se detiene a saludar a cada niño y niña vestidos con los trajes típicos, para regalarles bendiciones y le dijo a una: “Sé una buena niña” y la menor agregó que lo hizo “con ese su rostro de abuelo de papada caída”.
El conjunto autóctono dejó de tocar y los Colorados recuperaron la batuta. Sonríe el Papa y mira hacia la prensa. Así, de repente y de improviso, los niños emprenden la carrera desde su espalda. Se le paran en frente y por detrás. Lo rodean, no le dan escapatoria y lo retienen entre sus brazos. Por unos segundos todos se quedan tiesos.
Los fotógrafos son los primeros en reaccionar, se arrodillan en posición de tiro frente al Pontífice y disparan con sus cámaras. El Papa se mueve con su banda de niños que, sin intención, alejaron a Evo Morales.
Pasa frente a la prensa, sonriente, a pesar del frío que no da tregua, en una ciudad a más de 4.000 metros de altura, en invierno y con el sol a punto de ocultarse.
Pasa al lado de tres banderas que flamean con el viento gélido que llega desde los nevados: la tricolor, la whipala y la del Vaticano. Fija rumbo hacia el Illimani, el “achachila”, que traducido del aymara significa abuelo y para muchos es el custodio de La Paz.
Hay una pequeña de 12 años, Jilda Torrico, vestida de potosina, que mira tímida y con las manos cruzadas sobre el pecho. “Sentí alegría, una felicidad, algo inexplicable porque es importante que lográramos verlo de tan cerca. Me dijo que quiere y ama a todos los niños”, dijo.

Críticas a Evo Morales por el “crucifijo comunista” que regaló a Francisco

De ja/lnm | EFE – Hace 4 horas

El presidente boliviano Evo Morales presenta al papa Francisco un crucifijo de madera con la forma de la hoz y el martillo, el símbolo comunista de la unión de obreros y campesinos, en La Paz, Bolivia, 8 de julio de 2015. (L'Osservatore Romano/Pool Photo via AP)

El presidente boliviano Evo Morales presenta al papa Francisco un crucifijo de madera con la forma de la hoz y el martillo, el símbolo comunista de la unión de obreros y campesinos, en La Paz, Bolivia, 8 de julio de 2015. (L’Osservatore Romano/Pool Photo via AP)

Associated Press – El presidente boliviano Evo Morales presenta al papa Francisco un crucifijo de madera con la forma de la hoz y el martillo, el símbolo comunista de la unión de obreros y campesinos, en La Paz, Bolivia, 8 de julio de 2015. (L’Osservatore Romano/Pool Photo via AP)
La Paz, 9 jul (EFE).- El crucifijo tallado sobre una hoz y un martillo que el presidente de Bolivia, Evo Morales regaló al papa Francisco provocó críticas de opositores que consideraron el obsequio como algo “vergonzoso” que sorprendió al sumo pontífice.
La “cruz comunista”, como se la ha bautizado en varios medios, es una réplica de una figura tallada por el sacerdote jesuita español Luis Espinal Camps, que fue torturado y asesinado por paramilitares en La Paz en 1980 por denunciar la violencia política en el país.
“Solo en #Bolivia. Se regala un Cristo crucificado en una hoz y martillo, símbolo del comunismo ateo! Vergonzoso!”, dijo en su cuenta de Twitter la exparlamentaria opositora Alejandra Prado.
“Al Cesar lo del Cesar y a Dios lo de Dios. No se puede poner a Cristo sobre la hoz y el martillo. Sorprendieron al #PapaFrancisco #Bolivia”, sostuvo de su parte, la exsenadora opositora Centa Reck
El diputado opositor Bernard Gutiérrez declaró a Efe que el presidente “Morales se ha equivocado” porque esa figura usada por Espinal tienen antecedentes muy particulares que se entienden en Bolivia, pero en el exterior solo puede generar sorpresa.
“Creo que ha generado una reacción adversa del Papa. La expresión del Papa (al recibir el regalo) lo dice todo y eso también está circulando por el mundo”, dijo el legislador Gutiérrez.
Tras la difusión en el mundo de la fotografía de Morales entregando la cruz sobre la hoz y el martillo a Francisco, las críticas y el estupor se manifestaron en las redes sociales.
“El culmen de la soberbia es manipular a Dios al servicio de ideologías ateas… Hoy, una vez más: #CristoCrucificado”, dijo, también en Twitter el obispo de San Sebastián (España), José Ignacio Munilla, mostrando la fotografía del regalo.
El jesuita español Xabier Albó, que compartió luchas con Espinal en Bolivia, escribió hace unos días en la prensa sobre los tallados de madera que hacia el sacerdote sobre temáticas vinculadas a sus propias vivencias, además de políticas y sociales.
Según Albó, la cruz con Cristo, el martillo vertical y una hoz horizontal era para expresar “el necesario pero huidizo diálogo cristiano marxista, con los obreros y campesinos”.
“El que lo hiciera con el Cristo de sus votos muestra cuán adentro (Espinal) sentía la urgencia de tal diálogo”, sostuvo Albó.
El papa Francisco se refirió a Espinal Camps al detenerse para orar por él a medio camino en una autopista entre las ciudades de El Alto y La Paz, en el lugar donde fue encontrado su cadáver.
Francisco dijo que Espinal fue “víctima de intereses que no querían que se luchara por la libertad de Bolivia” y que lo “eliminaron” porque predicó el Evangelio y eso molestó.
Cuatro meses después del asesinato del jesuita español se instauró en Bolivia la dictadura de Luis García Meza (1980-1981), a cuyos colaboradores se les acusa de haber hecho desaparecer pruebas del homicidio y de haber protegido a los autores del crimen.


Francisco baja al infierno carcelario boliviano, que alberga también a niños

De José Arturo Cárdenas | AFP – Hace 8 horas

1GR-69616Associated Press – Vendedores callejeros ofrecen afiches con la foto del papa Francisco en la entrada de la Basílica de San Lorenzo en Santa Cruz, Bolivia, 5 de julio de 2015. Francisco celebrará misa en Santa Cruz el jueves 9 de julio de 2015. (AP Foto/Juan Karita)
Unos 120 niños viven con sus padres presos en la cárcel de Palmasola, el infierno carcelario de Bolivia, donde hace dos años un violento choque entre reos dejó 35 muertos y que el viernes será visitado por el papa Francisco.
La prisión fue construida a finales de la década de 1970 en Santa Cruz, capital económica en el este de Bolivia, para albergar a unos 600 presos, aunque hoy cobija a unos 4.800 en situación de hacinamiento por retrasos de la justicia. Un 85% de los detenidos aún aguarda sanción.
En agosto de 2013, un pleito entre reos por pugna de poder dejó 35 muertos, entre ellos un menor, precisamente el hijo de un preso.
Debido a que el padre o la madre están en prisión, los pequeños no tienen otro lugar donde vivir. La ley prohíbe que estos se queden con sus padres, pero el Estado es incapaz de resolver el problema. Hay niños y niñas menores de 6 años que viven en un ambiente hostil para su crecimiento.
– Integridad en riesgo –
“Hemos dicho que la cárcel de Palmasola no es un sitio que ofrezca condiciones para el desarrollo de un niño o niña, porque usted tiene más de 4.800 personas con diferentes delitos y quienes están por delitos de violación son alrededor de un 30%”, explicó a la AFP el delegado de la Defensoría del Pueblo, Hernán Cabrera.
La oenegé Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB) coincide con el diagnóstico sobre la prisión de Santa Cruz.
“Las cárceles son pueblos pobres, dominados por grupos de poder y de represión física que afectan significativamente a la vida de una persona”, dijo a la AFP su presidenta, Yolanda Herrera. “Tenemos niños, niñas y adolescentes que viven en alto nivel de riesgo de ser abusados sexualmente, de vivir en un entorno de agresión y detención permanente”, agregó.
Según una investigación hecha años atrás por la Asamblea Permanente de Derechos Humanos en otra cárcel boliviana, los niños suelen asumir la prisión como propia. Los propios menores se expresan como procesados y dicen que ‘su abogado no les está atendiendo en sus casos’, que ‘nuestra causa sigue pendiente’, o que ‘seguimos presos, porque el abogado no ha actuado’, indicó Herrera.
Cuando el padre o la madre ha salido libre, el niño o la niña que se ha acostumbrado al clima carcelario, le dice: “Volvamos a casa”, en alusión a la prisión, refirió.
El Papa, en el infierno –
El papa Francisco visitará Palmasola el viernes, en una misión pastoral que lo llevó primero por Ecuador y lo trasladará luego a Paraguay.
“Es un hecho significativo, un elemento muy expresivo de la visión que tiene el papa sobre su ministerio, de su atención a todos los componentes de la sociedad, a los que sufren, a los que están en situaciones difíciles”, ha dicho el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi.
La anunciada presencia del pontífice provocó un seísmo en la justicia boliviana, que a marchas forzadas trabajó en procesos de aceleración de sentencias. También dio un aire de esperanza a los presos y a instancias que velan por los derechos humanos, clamando justicia.
Jimmy Condori, dirigente de los internos, dijo recientemente que esperan que el papa intervenga para obtener “igualdad jurídica, mejora en la alimentación, en la salud y programas de verdadera rehabilitación”.
“Ojalá que el papa venga todos los años para generar cambios en el sistema penitenciario”, expresó por su parte el delegado Cabrera, de la Defensoría.
– Palmasola, una de tantas –
Palmasola es un ejemplo de lo que se vive en todas las cárceles del país. Según la Defensoría, Bolivia tiene la mayor cantidad de presos sin sentencia de toda Latinoamérica, con un 84%, seguido de Paraguay, que tiene un 71%.
Además, la capacidad carcelaria de Bolivia es de 5.000 personas, pero distribuye a 15.000 presos en todas sus prisiones, aunque el Gobierno aclara que esta cifra bajó por recientes indultos.
El presidente, Evo Morales, aplicó varios decretos de absolución de presos tratando de beneficiar a madres con niños, ancianos y personas con enfermedades terminales, pero el infierno sigue allí.

PAPA: “LES PIDO EN NOMBRE DE DIOS QUE DEFIENDAN A LA MADRE TIERRA”
PAGINA SIETE – 9 de Julio, 2015 |
1GR-69616El obispo de Roma exigió justamente a los movimientos sociales, que se reunieron en uno de los ambientes de la Fexpocruz, “a movilizarse y a adoptar acciones apropiadas” para defenderla. Criticó al sistema que “tampoco lo aguanta la Tierra, la hermana Madre Tierra como decía San Francisco”.
Página Siete Digital / La Paz
“Yo les pido en nombre de Dios que defiendan a la Madre Tierra”, exigió hoy el papa Francisco a los movimientos sociales, durante la clausura del II Encuentro Mundial de Movimientos Populares que se realizó en la ciudad de Santa Cruz, en coincidencia con la visita del Pontífice.
El obispo de Roma exigió justamente a los movimientos sociales, que se reunieron en uno de los ambientes de la Fexpocruz, a movilizarse y a adoptar acciones apropiadas para defenderla. “No se puede permitir que sean los intereses que son globales pero no universales se impongan, sometan a los estados y organismos internacionales, y continúen destruyendo la creación (de Dios); los pueblos y sus movimientos están llamados a clamar, a movilizarse, a exigir pacífica pero tenazmente la adopción urgente de medidas apropiadas”, dijo casi al finalizar su intervención que duró algo más de 50 minutos.
Francisco dijo que “la Madre Tierra está siendo saqueada y devastada”, además que las múltiples cumbres mundiales no hacen nada por frenar los abusos a la “casa común”.
La tierra ya no aguanta al sistema
Francisco afirmó hoy ante los movimientos sociales en Santa Cruz, en su segundo día su visita a Bolivia, “que ha llegado el momento de un cambio” ante un “sistema que ya no se aguanta”. “Queremos un cambio, un cambio real, un cambio de estructuras. Este sistema ya no se aguanta, no lo aguantan los campesinos, no lo aguantan los trabajadores, no lo aguantan las comunidades, no lo aguantan los Pueblos. Y tampoco lo aguanta la Tierra, la hermana Madre Tierra como decía San Francisco”, sentenció, según reporta EFE.
Y aclaró que su discurso era sobre “los problemas comunes de todos los latinoamericanos y, en general, de toda la humanidad”. “¿Reconocemos que las cosas no andan bien en un mundo donde hay tantos campesinos sin tierra, tantas familias sin techo, tantos trabajadores sin derechos, tantas personas heridas en su dignidad?”, se interrogó el papa.
Entonces, clamó: “¡Digámoslo sin miedo: necesitamos y queremos un cambio!. El papa indicó que “muchos esperan un cambio que los libere de esa tristeza individualista que esclaviza”. En el discurso más largo que ha pronunciado desde que llegó a Latinoamérica, exhortó a los movimientos a no pelarse entre ellos porque parece que “el tiempo se está acabando”.
Incluso bromeó sobre la larga alocución al decir: “el cura habla largo” y pidió agua. “Se está castigando a la tierra, a los pueblos y las personas de un modo casi salvaje. Y detrás de tanto dolor, tanta muerte y destrucción, se huele el tufo de eso que Basilio de Cesarea llamaba ‘el estiércol del diablo'”, señaló.
Criticó cuando el dinero se convierte en ídolo y “dirige las opciones de los seres humanos, cuando la avidez por el dinero tutela todo el sistema socioeconómico, arruina la sociedad, condena al hombre, lo convierte en esclavo”. Y entonces exhortó a cada “cartonero, catadora, pepenador, recicladora” a todos los movimientos populares a movilizarse porque “pueden hacer mucho” para cambiar el mundo.
“Ustedes, los más humildes, los explotados, los pobres y excluidos, pueden y hacen mucho. Me atrevo a decirles que el futuro de la humanidad está, en gran medida, en sus manos”. Repitió el mensaje que ya pronunció en octubre en el Vaticano cuando se celebró la primera reunión de los Movimientos, donde también como hoy asistió el presidente boliviano, Evo Morales, al pedir “las tres T”: trabajo, techo, tierra”.
“¡No se achiquen!”, les animó y les dijo invito “a construir una alternativa humana a la globalización excluyente”. Aunque dijo no tener recetas, Francisco hizo recomendaciones para ese cambio: el primero fue el de “poner la economía al servicio de los pueblos” y oponerse a “una economía de exclusión e inequidad”.
También abogó por “devolverles a los pobres y a los pueblos lo que les pertenece” y consideró que “la propiedad, muy en especial cuando afecta los recursos naturales, debe estar siempre en función de las necesidades de los pueblos”. Afirmó, además, que “ningún poder fáctico o constituido tiene derecho a privar a los países pobres del pleno ejercicio de su soberanía” y lamentó que esto de vida a “nuevas formas de colonialismo que afectan seriamente las posibilidades de paz y de justicia”.
A estos movimientos les pidió unión, citando el sueño de la llamada “Patria Grande”, para que “la región crezca en paz y justicia”. También advirtió del peligro del “nuevo colonialismo” que llega de la mano de “algunos tratados denominados de libres comercio y la imposición de medidas de austeridad que siempre ajustan el cinturón de los trabajadores y de los pobres”.
En otras ocasiones, agregó, “bajo el noble ropaje de la lucha contra la corrupción, el narcotráfico o el terrorismo (…)” para la que se imponen medidas que “poco tienen que ver con la resolución de esas problemáticas y muchas veces empeora las cosas”.
Francisco repartió sus críticas en todos los sectores también al hablar de “la concentración monopólica de los medios de comunicación social. Y siguió lamentando: “El colonialismo, nuevo y viejo, que reduce a los países pobres a meros proveedores de materia prima y trabajo barato”. “Digamos no a las viejas y nuevas formas de colonialismo. Digamos SÍ al encuentro entre pueblos y culturas. Felices los que trabajan por la paz”, aseveró.

Papa pide perdón por crímenes de la Iglesia durante colonización de A.Latina

20:20 | Francisco afirmó, “con pesar”, que “se han cometido muchos y graves pecados contra los pueblos originarios de América en nombre de Dios”. “Pido humildemente perdón, no solo por las ofensas de la propia Iglesia sino por los crímenes contra los pueblos originarios”.

PAGINA SIET – jueves, 09 de julio de 2015
EFE / Santa Cruz
F620-69621El papa Francisco pidió hoy “humildemente perdón” no solo por “las ofensas de la propia Iglesia sino por los crímenes contra los pueblos originarios durante la llamada conquista de América”, durante su encuentro con los movimientos sociales en Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia.
“Aquí quiero detenerme en un tema importante. Porque alguno podrá decir, con derecho, que ‘cuando el papa habla del colonialismo se olvida de ciertas acciones de la Iglesia”, dijo el sumo pontífice en su discurso en el segundo día de visita al país suramericano. Afirmó, “con pesar”, que “se han cometido muchos y graves pecados contra los pueblos originarios de América en nombre de Dios”.
Francisco recordó que ya lo reconocieron tanto sus antecesores como la Conferencia Episcopal de América Latina y citó las palabras de Juan Pablo II, quien “pido que la Iglesia se postre ante Dios e implore perdón por los pecados pasados y presentes de sus hijos”.
“Y quiero decirles, quiero ser muy claro, como lo fue san Juan Pablo II: pido humildemente perdón, no solo por las ofensas de la propia Iglesia sino por los crímenes contra los pueblos originarios durante la llamada conquista de América”, exclamó.
Pero, por otra parte, “para ser justos”, agregó, también pidió que se acuerden de los obispos, sacerdotes y laicos “que se ofrecieron a la lógica de la espada con la lógica de la cruz”. “Hubo pecados y abundantes, pero por eso pido perdón, pero donde hubo pecado sobreabundó la gracia”, señaló y añadió que estos religiosos “predicaron y predican la buena noticia de Jesús con coraje y mansedumbre, respeto y en paz”.
“A su paso por esta vida dejaron conmovedoras obras de promoción humana y de amor muchas veces junto a los pueblos indígenas o acompañando a los propios movimientos populares incluso hasta el martirio”, agregó. No es la primera vez, como dijo Francisco, que un papa pide perdón por el periodo colonial, pero las declaraciones del sumo pontífice argentino fueron hoy de extraordinaria contundencia.
San Juan Pablo II pidió perdón en Santo Domingo el 13 de octubre de 1992 a las poblaciones americanas por la injusticias cometidas contra sus antepasados. Asimismo, Benedicto XVI tras su viaje a Brasil en 2007, donde fue duramente criticado en Latinoamérica por no mencionar el periodo de la colonización, aprovechó una audiencia para señalar que “no se puede ignorar las sombras que acompañaron la evangelización del continente latinoamericano” y el “sufrimiento y las injusticias infligidos por los colonizadores a las poblaciones indígenas”.
En otro pasaje del discurso, Francisco defendió la labor de la Iglesia católica porque son “una parte de la identidad de los pueblos en latinoamericana”. “Identidad que tanto aquí como en otros países algunos poderes se empeñan en borrar, tal vez porque nuestra fe es revolucionaria, porque nuestra fe desafía la tiranía del ídolo dinero”, denunció. Al respecto citó “con espanto” lo que está ocurriendo en Medio Oriente y otros lugares del mundo, donde “se persigue, se tortura, se asesina a muchos hermanos nuestros por su fe en Jesús”.
“Eso también debemos denunciarlo: dentro de esta tercera guerra mundial en cuotas que vivimos, hay una especie de genocidio en marcha que debe cesar”, señaló. Estas palabras las pronuncio en el centro Expo Feria, donde presidió el Encuentro Mundial de Movimientos Populares, organizado por el abogado argentino Juan Graboi en colaboración con el Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz y la Academia Pontificia de las Ciencias Sociales y que sigue a la primera reunión que se produjo el 28 de octubre 2014 en el Vaticano.

Francisco a sacerdotes: “No niegues tus raíces”
No niegues esa cultura que aprendiste de tu gente” El Papa solicitó a todos los reunidos que se debe dejar de lado la “espiritualidad del zapping”, que sólo se dedica a “pasar y pasar” sin hacer caso al dolor del pueblo.

jueves, 09 de julio de 2015
ANF / La Paz
int-69557El Papa Francisco manifestó a los “seguidores de Jesús”, reunidos en el coliseo Don Bosco, que la identidad no puede ser sinónimo de superioridad, en alusión al carácter malhumorado y “corazón blindado” que algunas autoridades eclesiásticas muestran a la sociedad. Al mismo tiempo, los instó a preservar sus raíces originarias y ser partícipe de la vivencia de su pueblo.
Esas fueron las reflexiones que expresó en un encuentro que sostuvo con sacerdotes, religiosas y seminaristas de distintas latitudes del país y del mundo reunidos en la ciudad de Santa Cruz. Este encuentro estaba dentro de la agenda que cumple el líder de la Iglesia Católica en su visita al país, evento donde algunos sacerdotes y religiosas le expresaron su agradecimiento y satisfacción por la visita, que en sus palabras, “reavivan su esperanza, vida y fe”.
“Es la conciencia aislada de aquellos discípulos que piensan que la vida de Jesús es sólo de quienes se creen aptos, el ciego que no se meta, parecería licito que encuentren espacio sólo los autorizados, una casta de diferentes, que poco a poco se separan, se diferencian de su pueblo. Han hecho de la identidad una cuestión de superioridad, esa identidad que es pertenencia, se hace superior, ya no son pastores, sino capataces. Escuchan pero no oyen, ven, pero no miran”, dijo.
El obispo de Roma expresó su preocupación por todos aquellos párrocos y obispos que olvidan su pertenencia al pueblo, sus orígenes ancestrales, hechos que generan “barreras al pueblo de Dios”, y por lo cual es necesario solicitar la “gracia de la memoria” al divino creador. “No niegues tus raíces, no niegues esa cultura que aprendiste de tu gente, porque ahora tienes una cultura más sofisticada, mas importante. Hay sacerdotes que les da vergüenza hablar su lengua originaria y entonces se olvidan de su quechua, de su aymara, de su guaraní, porque ahora hablan en fino”, señaló.
Finalmente, solicitó a los reunidos a cambiar las actitudes que se generan con los feligreses, pues muchas de esas actitudes separan de la autentica vocación de servicio del apostolado y de la “divina compasión”. “No existe una compasión que no escuche, que no se solidarice con el otro, la compasión no es “zapping”, no es silenciar el dolor (?) Un día, Jesús nos vio al borde del camino, sentados sobre nuestros dolores, nuestras miserias, nuestras indiferencias, no acallo nuestro gritos, se detuvo, se acercó y nos pregunto qué podía hacer por nosotros, y gracias a tantos testigos que nos dijeron ánimo levántate, descubrimos ese amor transformador que no permitió ver la luz”, sostuvo.

Más de 4.000 personas lo esperaron en el Plan Autopista
“Espinal predicó, eso molestó y por eso lo eliminaron”

Los feligreses pidieron que Luis Espinal sea canonizado como monseñor Romero, de El
jueves, 09 de julio de 2015
Miles de personas se reunieron en la curva del Plan Autopista, donde Francisco elevó una oración por Luis Espinal.

Daniela Romero / La Paz
Ya había caído la noche cuando el papamóvil paró en la curva del Plan Autopista, al descender a La Paz desde El Alto. Jorge Bergoglio saludó desde ahí a las más de 4.000 personas que lo esperaban y pidió orar por el padre Luis Espinal, a quien rindió un homenaje póstumo.
“Me detuve aquí para saludarlos, sobre todo para recordar a un hermano nuestro, víctima de intereses que no querían que se luche por la libertad. El padre Espinal predicó el evangelio y ese evangelio molestó y por eso lo eliminaron”, dijo Francisco. Sus palabras fueron aplaudidas por la multitud que a gritos lo llamaba por su nombre.
Con una voz pausada, el Sumo Pontífice pidió a la gente un minuto de silencio por el padre jesuita Espinal, cuyo cuerpo fue encontrado en el Plan Autopista en 1980. Luego, con la cabeza agachada empezó a rezar el Padre Nuestro y las personas le siguieron.
“El Señor tenga en su gloria al padre que predicó el evangelio que nos trae la libertad, que nos hace libres como todo hijo de Dios, Jesús nos trajo esa libertad, él predicó ese evangelio. Que Jesús lo tenga junto a él, dale señor el descanso eterno y brille para él la luz que no tiene fin, que descanse en paz”, oró Francisco.
Luego pidió a los feligreses que recen por él. “Y a todos ustedes queridos hermanos los bendiga Dios todopoderoso y por favor les pido que no se olviden de rezar por mí, pidió al final.
Fueron no más de cinco minutos que el Papa se dirigió a las personas que fueron a verlo al Plan Autopista. La gente lo aplaudía, le pedía que se quede, un grupo de feligreses levantó carteles con su nombre y con pedidos de que Luis Espinal sea canonizado, como sucedió con el monseñor Oscar Arnulfo Romero, de El Salvador, asesinado el mismo año que el jesuita.
Poco a poco el papamóvil tomó velocidad y partió hacia el centro paceño, donde lo esperaban miles de personas.

Luis Espinal Camps

El padre jesuita nació en febrero de 1932 en la localidad Sant Fruitós de Bages (Barcelona, España). Llegó a La Paz en 1968 y dos años después adquirió la nacionalidad boliviana. Fue crítico de cine, productor audiovisual y fue director del semanario Aquí, periódico que denunciaba intentos sediciosos de los militares de la época.
Espinal participó en una huelga de hambre contra la dictadura militar de Hugo Banzer (1971-1978). Dos años después fue secuestrado cuando regresaba del cine, paramilitares lo torturaron a golpes y con quemaduras hasta que finalmente lo mataron a tiros el 22 de marzo de 1980. Meses después del asesinato del padre, Luis García Meza protagonizó un golpe de Estado.
¿Qué sensación le dejó este momento con Francisco? “Después de horas de espera, es una sensación llena de alegría que nos deja, fue hermoso verlo aunque sea un rato”, afirmó Marina Rodas, que llegó a las 7:30 al Plan Autopista.
Cerca de las 10:00, el sol iluminaba la zona, pero un viento helado corría por el lugar. De a poco, familias, grupos de parroquias paceñas y de instituciones llegaban al Plan Autopista a buscar un sitio cómodo para ver al Vicario de Cristo de cerca.
Estudiantes de los colegios San Calixto, San Ignacio y Fe y Alegría se acomodaron hacia arriba, mientras que agrupaciones del Arzobispado estaban hacia abajo. En el medio, a la altura de la pasarela, se reservaron espacios para las personas de la tercera edad y discapacitados.
A las 12:00 se ofició una misa con la participación de siete sacerdotes. El padre Javier Uría, de la parroquia del Plan Autopista, fue quien dirigió la Eucaristía acompañado de Álvaro Dávalos, de la Compañía de Jesús, y de otros sacerdotes como Xavier Albó.
Durante la ceremonia, uno de los padres hizo recordar a la gente las frases del papa Francisco y de Luis Espinal. “Tener una casa donde llegar es suerte, pero tener una familia es una bendición”, dijo el Sumo Pontífice alguna vez; “Gastar la vida es trabajar por los demás, aunque no paguen, hacer un favor al que no va a devolver. Gastar la vida es lanzarse aún al fracaso si hace falta, sin falsas prudencias, es quemar las naves en bien del prójimo”, decía Espinal. Esas y otras frases recordó la gente durante la misa y uno de los sacerdotes pidió que en el momento que Francisco llegue al lugar, las personas “sientan esas frases en el corazón”.
Después de la misa, los grupos familiares improvisaron lugares para almorzar o comer alguna merienda. Otros iban en buscan se sillas o bancos para mermar la larga espera.
Cerca de las 15:30, el grupo femenino Sagrada Coca deleitó a la gente con música autóctona; a un lado del escenario principal se instaló un pequeño quiosco donde vendían libros y souveniers de Espinal y Francisco.
A esa hora ya el carril de subida de la autopista estaba colapsado de gente. Horas después, mientras se ocultaba el sol, las chamarras, chalinas, gorros, guantes y mantillas empezaban a salir de las mochilas para dar abrigo.
Sin embargo, la llegada de Francisco a la entrada del Plan Autopista, pasadas las 18:30, dejó una calidez colectiva contradictoriamente al frío que hacía a esa hora. Los flashes de las cámaras y celulares no cesaban y las banderas blancas flameaban.
“Les pido por favor que recen por mí”, dijo Francisco antes de continuar su recorrido e hizo la señal de la cruz. “Hasta un próximo encuentro padrecito, gracias”, le gritó una mujer.
Papa: Basta de exclusiones y descartes en función del dinero
Francisco admitió sentirse conmovido con las mujeres bolivianas que cargan a sus hijos, llevando sobre sí la vida y el futuro de su gente y sus esperanzas. “Ustedes llevan sobre sí, la memoria de su pueblo, porque los pueblos tienen memoria, una memoria que pasa de generación en generación”.
PAGINA SIETE – jueves, 09 de julio de 2015
ANF / Santa Cruz
Durante la multitudinaria misa ofrecida en la plaza de Las Banderas en la zona del Cristo Redentor de la ciudad de Santa Cruz, el Papa Francisco pidió eliminar “las exclusiones y los descartes en función del dinero” y aprender a compartir y multiplicar el pan con los que más hambre sufren.
En un emotivo mensaje ofrecido ante miles de personas congregadas en torno al altar de estilo chiquitano levantado para la ocasión, hizo una comparación del milagro que hizo Jesús con el pan y con los peces ante más de 4.000 de sus seguidores que tenían hambre en el desierto, con lo que puede suceder hoy en día.
La alusión del Papa hizo referencia a que en la sociedad de hoy, con mucha frecuencia, los más pobres son descartados. “Puede suceder lo mismo que sintieron los apóstoles”, que tenían a 4.000 personas a las que no podían alimentar. Pero Jesús no los descartó.En ese sentido, dijo que actualmente no se puede abandonar a los pobres.
También hizo una referencia a la población cruceña para que alimentaran a los miles de ciudadanas nacionales y extranjeros que se congregaron a la cita religiosa. “Al igual que aquellas 4.000 personas, queremos escuchar la palabra de Jesús y recibir su vida, ellos ayer, y nosotros hoy juntos al maestro del pan y la vida”, dijo.
“Jesús nos lo sigue diciendo en esta plaza, ¡basta de descartes, denles ustedes de comer! La mirada de Jesús no acepta cortar el hilo por el lado más débil, del más necesitado. Tomando la posta, él mismo nos da el ejemplo, nos muestra el camino, una actitud en tres palabras: toma un poco de pan y unos peces, los bendice, los parte y entrega para que los discípulos lo compartan con los demás, y este es el camino de la fe, no es magia ni idolatría”, reflexionó.
En la homilía instó a los feligreses concentrados a que no les puede suceder lo que sucedió a sus discípulos, que cuando vieron tanta gente quisieron mandarlos porque sería imposible alimentarla. “En un corazón desesperado” dijo Francisco, es muy fácil que gane la lógica de transformar todo en objeto de cambio, todo en objeto de consumo, todo negociable, que pretende dar espacio a pocos, y descartando a todos los que no producen, a los que son considerados “no aptos y no dignos”.
Agregó que “porque aparentemente no nos dan los números (dinero), y Jesús una vez más vuelve a hablarnos y nos dice: no es necesario excluir a nadie, no es necesario que se vayan, basta de descartes, denle ustedes de comer”.
Recordó que Jesús todo lo multiplica y entrega, porque no existe en él la lógica de tomar sin ofrecer una bendición y no existe una bendición que no sea una entrega. “La bendición siempre es una misión, tiene destino, que es compartir”, dijo. Francisco admitió sentirse conmovido con las mujeres bolivianas que cargan en sus espaldas a sus hijos, llevando sobre sí la vida y el futuro de su gente y sus esperanzas.
“Ustedes llevan sobre sí, la memoria de su pueblo, porque los pueblos tienen memoria, una memoria que pasa de generación en generación”, manifestó. Los pueblos tienen una memoria en el camino, reflexionó, pues no son pocas las veces que se siente el cansancio, que faltan las fuerzas para mantener viva la esperanza. Dijo que hay situaciones que pretenden anestesiar esa memoria y debilitar la esperanza para perder los motivos de la vida y la alegría.
“Nos va ganando la tristeza, que se vuelve individualista, que nos hace perder la memoria del pueblo amado, del pueblo elegido, eso hace que nos cerremos ante los demás”, aseveró. El Papa Francisco cumple una intensa actividad en Bolivia desde que arribó a El Alto el miércoles. Este viernes partirá rumbo a Paraguay, como parte de su gira por Sudamérica.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: