La escuela militar antiimperialista


La Paz – Bolivia
Página Siete – Editorial
Domingo, 21 de agosto de 2016

El presidente Evo Morales acaba de inaugurar la Escuela Antiimperialista en Santa Cruz con un presupuesto estimado de un millón y medio de bolivianos por año, de acuerdo al Ministro de Defensa. Según se anuncia, todo oficial, para ascender al grado de capitán deberá vencer un curso de antiimperialismo en esta institución.

En la inauguración de dicha escuela, el Presidente dio un encendido discurso que retrotrajo a Bolivia a la época de la Guerra Fría, que todos pensábamos era parte del pasado.

El discurso del Presidente incluyó expresiones como que la escuela ayudará a “conocer la naturaleza del imperio, cómo se construyó históricamente, cómo funciona hoy, cuáles son sus estrategias, sus instrumentos de poder, sus instituciones, sus aliados, su discurso y su ideología”. También anunció que buscará “enfrentar el dominio cultural, ideológico, político, económico del imperio y su estructura capitalista”. Es como volver a cinco décadas atrás, a 1966, y escuchar un discurso de Fidel Castro en la Plaza de la Revolución.

El Presidente y sus ministros han defendido la existencia de esta escuela como un paso para avanzar en el proceso de transformación de la República al Estado Plurinacional; profundizar el estudio del imperialismo como un fenómeno económico-político-social y sus consecuencias; evaluar los mecanismos de integración con la sociedad y promover una cultura de defensa; fortalecer la actitud patriótica y reafirmar los valores y principios para el vivir bien. Sin embargo, invertir cuantiosos recursos para objetivos que bien podrían analizarse y reflexionarse dentro de la formación habitual de las FFAA o cualquier otra institución es cuestionable.

Por otro lado, el tinte ideológico que se le da a este proyecto tampoco redunda en contribución alguna a la capacidad profesional o rendimiento de las FFAA. El mundo bipolar de la Guerra Fría ya no existe. Hoy se vive un modelo de relaciones internacionales multipolares, donde EEUU, China, Rusia, la UE y países emergentes intentan influir en el comercio y la política.

Así sean muy respetables y patrióticas, las premisas antiimperialistas no construyen mejores relaciones entre los pueblos, ni aportan a la institucionalidad y profesionalismo de un ejército.

El Presidente, además, señaló que esta escuela servirá como “antídoto” contra la antigua Escuela de las Américas, encabezada por el Gobierno norteamericano y que acogió a miles de oficiales de todos los países de la región, entre ellos muchos bolivianos, para darles entrenamiento militar y, sin duda, dependiendo de las épocas, ideológica.

Muchos de sus exestudiantes tuvieron posteriormente cargos civiles y militares en gobiernos dictatoriales y demócratas, indistintamente. No deja de ser paradójico, por ejemplo, que el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, como exalumno de esa escuela, ocupe un alto cargo dentro de un Gobierno que se autoproclama antiiperialista. Que se sepa, este alto funcionario no ha realizado ninguna autocrítica de su tránsito ideológico.

Finalmente, para acabar de delinear lo que será el trabajo de la Escuela Antiimperialista, el presidente Evo Morales identificó a los medios de comunicación y a las redes sociales como “armas de guerra del imperio”. Incluso dijo que “otra de las armas más poderosas del imperio es la tecnología y el desarrollo científico. Forman parte del desarrollo tecnológico los medios, los sistemas de comunicación y el espionaje global a través de las redes sociales”, aseguró.

Son afirmaciones peligrosas. El Presidente y el Gobierno pueden tener las posiciones ideológicas que prefieran, pero, a estas alturas, es imprescindible que lo dicho guarde relación con el sentido común. El desarrollo científico, del cual nuestro país está lastimosamente ausente, es un patrimonio de la humanidad y bien valorado por las naciones independientemente de su ideología.

No sólo las FFAA corren peligro de involucionar con estos preceptos, sino la sociedad toda.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: