LA PAZ, HOY PRESENCIA Y EXPRESION DE TODOS LOS BOLIVIANOs


Un pensador a definido a La Paz, como “CUNA DE LA LIBERTAD  Y  TUMBA DE TIRANOS”…. Mi opinión luego de lo ocurrido en días pasados es que; Bolivia es La Paz, hoy es la presencia y expresión de todos los bolivianos. Pero es cierto que esta Ciudad, incluyendo todo el Departamento se gano aquel titulo “CUNA……”, no por ser sede de gobierno lo que es hoy, por todo esto hay razón por la cual no extrañe a nadie, que sea también el centro de los mas encontrados hechos de violencia social y política de Bolivia, pero todo pareciera que esto solo a los paceños nos concerniera, sin considerar que el origen de estos hechos de atropello a la Ciudad es el resultado de la lucha callejera continua de gobiernos de turno, políticos, militares y policías contra un sin número de protestas de grupos sociales y sindicales.

Como si fuera poco a la violencia de estos actos contra los poderes de estado, los mineros, como antes, hoy también hacen lo que les viene en gana, dicen estar “en su derecho”, y venga vuelen dinamitazos aquí y allí, lógico contra el gobierno, pero de nosotros los habitantes de la Ciudad a nadie le importa….. A tragar humo y pólvora, sucede también que desde algún tiempo atrás campesinos, originarios, grupos sociales y sindicales de todos los rincones del país se apoderan de la ciudad, utilizando la misma actitud de los mineros, quienes con o sin justificativo válido alguno, e ignorando que exigiendo sus derechos están privando la de los ciudadanos, estos marchistas pasean su actitud destructiva casi a diario. Los paceños en general somos increíblemente pacientes, siempre nos caracterizo el ser hospitalario por tanto también aprendimos a ser muy tolerantes.

Pero tomen bien en cuenta; muchos alteños, cruceños, cochabambinos, chuquisaqueños, tarijeños y a quien le toque, que nunca se dio que ciudadano alguno de la hoyada del choqueyapu alegremente haya gustado del precio que pagamos porque el gobierno nacional fije su residencia aquí, el Estado muy poco o casi en nada beneficio a La Paz, como algún “lanzado” lo dice, los testigos están en las paredes de Palacio, del Congreso y de cada una de las estructuras de gobierno, estas paredes son mudos testigos, son estas las que vieron el pasar de gobiernos de turno, y como estos sin escrúpulo alguno se benefician (ayer y hoy), estos visitantes que en su momento gobernaron en general para sus intereses, ponían a su propia gente como hoy también a repartirse cargos y jugosos salarios y en muchos casos llevando “ganancias” (robos) a la regiones de donde venían, haciendo concesiones de todo tipo, creando familias y republíquelas poderosas…., no se olviden que de la mayoría de los mandatarios el origen NO era precisamente La Paz, otros más cínicos para estar de moda salieron escapando un poco con la cola entre el rabo hacia el exterior, fueron tiempos de descalabro económico y ruina de bancos, como el minero, agrícola, comibol, yacimientos, tesoro nacional y muchas otras instituciones nacionales y financieras, tiempos también en los que por otro lado aparecieron grandes ingenios y empresas en el interior del país y corredores de bienes y raíces, y empleados mimados de bancos e instituciones internacionales en países extranjeros….. , ellos miran de balcón los acontecimientos de hoy.

De esto quien mejor que los mismos paceños para saberlo, Yo por dos partes por paceño y por vivir más de la mitad de mi vida en sitios donde se juega con estos políticos títeres a quienes se les enseña sus tareas, sucede que en estos días en donde vemos que caímos (en parte por culpa de ese pasado), en manos según como lo veamos iguales o peores, decimos que estamos ya muy cansados de esta suerte de gobernantes, que en vez de padres de la patria, se parecen más bien a cuentos de Ali-baba, si es cierto, nuevamente habíamos caído en el palito (no todos), todo por tratar de lograr el sueño boliviano, aquel donde no haya privilegios ni distinciones y menos oportunistas, pero si mucho desarrollo y bien estar, fue esta una ilusión que empujo a ciudadanos de todos los estratos a salir a las calles apoyando a grupos sociales y sindicalistas, generalizando así la protesta y exigiendo “cambio”, circunstancias estas en que varias regiones estaban más en lo suyo, e identificaban al gobierno centralista con los paceños, calumniándoles como culpables de todos sus males. La Paz revirtió valientemente el momento, luchando en las calles, sin egoísmo ni interés alguno proponiendo un gobierno para todos.

Pero no fue así, la testarudez de los políticos y dirigentes regionales (incluyendo muchos de La Paz), una vez más dieron lugar con su egoísmo, a que alguien de afuera, un paisano de origen orureño, corazón chapareño y mentalidad cocalera, venga hacer del palacio de gobierno su casa y de la plaza Murillo su jardín privado, acompañado de un séquito de oportunistas, abusivos, soberbios, ignorantes y tiranos,…… Y uno que otro originario.

Me siento sencillamente alarmado por la escalada de violencia en las calles de la Ciudad, en las que se llevan a cabo tremendas batallas, cuyos actores dejan no solo resultados negativos, sin vencedores ni vencidos, sino también dejan la ciudad como si hubiera pasado el feroz Atila y sus huestes destruyéndola toda, como el gobierno es el ultimo que se entera, termina por desconocer todo lo acontecido de acuerdo a sus intereses, siendo que es cien por ciento de su responsabilidad el prevenir o enfrentar estos acontecimientos, anecdótico es que incluso estos enfrentamientos son hasta de bandos rivales del mismo partido de gobierno, y qué decir de instituciones encargadas del orden quienes dando palos violentan y destruyen cuando estos están en la trinchera, “pobrecitos” ellos, necesitaban el apoyo de solidaridad de los ciudadanos, para que luego estos “pobrecitos” policías, días después arremetan con la violencia y brutalidad que les caracteriza contra quienes como ellos reclaman ser escuchados.

Basta ya que se piense que los paceños provocamos los muertos y debamos cargar por ello, necesitamos un poco mas de solidaridad, no crean que los chicotazos que recibimos o los dinamitazos que destruyen nuestra ciudad es porque recibimos a todos indiscriminadamente con guirnaldas, la historia dice que el paceño es muy valiente y hoy los citadinos que estamos en la trinchera estamos demostrando que seguimos siéndolo y seremos “tumba de tiranos”, Basta ya!!, de ultrajes a nuestra ciudad, queremos mostrar y decir al resto de la Nación que La Paz no se cuelga del poder Central o Nacional, que La Paz está preparada para cualquier reto con o sin gobierno en casa, y todos lo paceños siempre trabajarán como lo hicieron por el bien estar propio y de la patria en todos los confines de su territorio,. Nuestro futuro siempre será justo, mejor y exitoso independientemente a la política u otro interés.

Mi opinión es que la conducción eficiente e integra de nuestra Bolivia debían ser sin exclusiones….pero cuando las cosas no caminan hay que sacrificar ideales y principios, y repartir el gobierno entre los que conocemos mejor la administración de un Estado, e in-objetablemente con aquellos otros, los que debemos regresar donde podemos servir mejor a nuestras familias y a toda la nación, hoy por hoy en casi una gran parte de la geografía de Bolivia no hay presencia de Estado, porque somos pocos (gobierno y gobernados) los que sabemos el significado de esto, por lo que igual nos da su presencia, pero hay bolivianos  que saben y puede hacerlo mejor, debemos “dejar al zapatero arreglar el zapato”, ojala que esto suceda, y si esto no es posible y no se da pronto (el cambio),….. entonces de una buena vez quedemos; que si el Chapare tiene aeropuerto, guarniciones militares, policía militante, estadio de futbol, economía floreciente, la mejor coca, carreteras para intercambio de “grandes” negocios, y una sociedad muy cercana a nuestro Presidente, que este haga allá su palacio, y deje de arruinarnos la hoyada, el nuestro (el palacio de la plaza Murillo), ya está muy quemado (de verdad se quemo), pero están quemándolo más aun sus gobernantes de turno, otra cosa también importante es que dejemos en paz a nuestro prócer Pedro Domingo, cuyo apellido pasa de boca en boca como una maldición y de sus jardines ni las palomas ya son dueñas…… por favor dejen a la Ciudad de La Paz, tal como es, con nombres y costumbres, es un legado de todos nuestros mártires, criollos, mestizos o indios, aquellos los otros; los habitantes de más allá de Villa Victoria pasando esa línea que limita la Ciudad, y hasta donde termina Bolivia, nada tienen que hacer, ni quitarnos, ni cambiarnos.

 

¡¡¡Saludando de Julio el gran día!!!!……… felicidades a todos los que queremos esta Ciudad.

WarHawk

https://voceroboliviano.wordpress.com

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: