El “bloqueo de las mil esquinas” comenzó en la madrugada, en diferentes zonas


La Paz quedó paralizada por el paro

JORNADA  No hubo transporte público, ni privado; los mercados, escuelas y oficinas cerraron sus puertas.

Amancaya Finkel / Pagina Siete La Paz – 16/09/2011

Los paceños exhibieron carteles en defensa de la cuidad.

El paro cívico por el conflicto de límites entre La Paz y tres municipios rurales fue rotundo. En algunos puntos de la ciudad los bloqueos se iniciaron a la cero horas de ayer, en otros empezó entre las cuatro y las seis de la mañana.

La Paz amaneció totalmente paralizada. Como pocas veces, no hubo transporte público, ni privado desde las primeras horas de la mañana; los vecinos de las diferentes zonas bloquearon las calles principales de la ciudad con piedras, palos, pedazos de cartón, cestas de pan y otros recursos, impidiendo la circulación de cualquier vehículo, inclusive de motorizados más pequeños, como las motocicletas.

En la zona Sur, en Miraflores, Sopocachi, El Prado, Garita de Lima, Cotahuma, en las villas San Antonio y Copacabana, y en todas las demás zonas de la urbe paceña prácticamente no hubo movimiento vehicular durante gran parte de la jornada.

Las avenidas Arce y 6 de Agosto estuvieron vacías, al igual que El Prado, la Pérez Velasco y la Autopista, que comunica a La Paz con la ciudad de El Alto. En Alpacoma incluso se quemaron llantas en medio de la vía, a fin de impedir el paso de motorizados.

Vecinos culpan a Evo

Muchos vecinos de las diferentes zonas y los ciudadanos de a pie culparon al Gobierno y específicamente al presidente Evo Morales de “dividir a los paceños”. “Quiero pedirle al Presidente que no trate de dividirnos”, dijo una vecina de la zona del Cementerio General.

“Si La Paz pierde el territorio que los demás municipios están reclamando, los ingresos para La Paz serán menores. Son intereses políticos, digitados por el Gobierno, que nos quieren llevar a una confrontación y nosotros no vamos a permitir que eso pase”, dijo Verónica Vidangos, de la Junta de Vecinos de Sopocachi. “Por ahora Sopocachi no se ve afectada por el conflicto, pero si dejamos que esto avance, van a querer avasallar este barrio, San Pedro y todas las demás zonas”.

“En los municipios de Palca, Achocalla y Mecapaca no se trabaja, se han acostumbrado a aprovecharse de La Paz y a vivir de la corrupción. El Gobierno central los apoya”, afirmó un vecino de San Jorge.

El 70% de los locales comerciales cerró sus puertas. También la Terminal de Buses estuvo cerrada y los pasajes al interior se vendieron frente al edificio de la Terminal para después de las 18:00. En la plaza del Estudiante los lustrabotas apoyaron el bloqueo con sus cajas de lustrar. “Nosotros también somos vecinos”, dijeron los jóvenes.

Los accesos a la ciudad de La Paz fueron bloqueados en diferentes puntos; los vecinos de la zona Sur afirmaron ser los más afectados por el conflicto, por lo que se notó más barricadas en sus barrios.

“El municipio de Palca quiere adueñarse de toda la zona Sur. Hay algunos vecinos que para no tener problemas pagan impuestos tanto en La Paz como en Palca, pero eso no puede seguir”, sostuvo un vecino de la zona Sur. Añadió que la solución es llevar a cabo un referendo en el que cada zona o barrio paceño decida a qué municipio pertenecer.

Diferentes grupos de los comités de vigilancia caminaron por las calles para supervisar el desenvolvimiento de este paro, que fue bautizado como “el bloqueo de las mil esquinas”.

Gran parte de las oficinas permanecieron vacías; varias escuelas se mantuvieron cerradas y en los colegios se registró un ausentismo del 40%.

El “bloqueo de las mil esquinas” contó con el apoyo de muchos ciudadanos que reconocieron la importancia de defender los límites del municipio.

“Como paceña puedo decir que La Paz da trabajo a todos los que vienen de afuera, pero no podemos dejar que nos abusen de esa manera y ojalá que para todo nos pongamos así, firmes y ¡viva La Paz!”, dijo Maruska Miranda, vecina de Sopocachi.

“Cuando nos unimos, los paceños somos claros y contundentes, así que no nos vengan con amenazas, que no despierten al terrible león dormido”, dijo un vecino de Miraflores.

Cerca de las 17:00, el alcalde Luis Revilla declaró el levantamiento del paro y las actividades comenzaron a normalizarse.

El comercio estuvo paralizado casi por completo en la ciudad

El comercio estuvo paralizado casi por completo. Los mercados permanecieron cerrados y en zonas como la Garita de Lima las vendedoras se sumaron al paro cívico y bloquearon las calles con los bancos y mesas de sus puestos de venta.

Tampoco los supermercados Ketal e Hipermaxi abrieron sus puertas al público; el complejo comercial y de entretenimiento del Multicine, en la avenida Arce, se mantuvo cerrado gran parte del día.

Tan sólo en la puerta de algunos mercados, como en el de Sopocachi, hubo vendedoras de frutas que instalaron sus puestos de venta en las aceras para atender a sus clientes. “Estos paros y bloqueos solamente nos perjudican, un día sin trabajar para muchos de nosotros es un día sin comer”, dijo una de estas vendedoras.

En algunas calles se abrieron quioscos de dulces y los vendedores ambulantes siguieron ofreciendo sus

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: